Alma, María, alma.

Posted by on 17 Marzo 2014

Este post es una mezcla de tres, dos que no escribí, uno por no encontrar palabras que añadir a la fuerza de unas imágenes y otro porque, porque… bueno, juzga tú mismo.

Pero este viernes estuve viendo “Las maestras de la República” y esos post concebidos y no nacidos me explotaron en una butaca de los Principe.

Las imágenes de las que te hablo son las de una exposición de Catalá-Roca, fotos que huelen a col y Varón Dandi, a incienso y a tristeza. Una España en la que la Casa de Bernarda Alba era todas las casas y se velaba a un Mario en cada salón comedor. Apenas dos o tres primeras fotos de mi vida fueron en ese blanco y negro, soy más hijo de la Instamatic de naranjas saturados, pero a nuestros padres les costaría mucho más sacudirse ese película de nocolor y arribaespaña, por mucho que llevasen pata de elefante y mariconera.

La otra es un artículo que se titula “pasión de pedagogos o amor por el conocimiento” de un tal Alberto Royo. Una reflexión maniquea que viene a decir que hay que elegir entre enseñar con pasión o tener conocimiento de lo que enseñas. Como si no fuesen compatibles. Como si no tuviese que ser la capacidad de comunicar un valor intrínseco de un docente. Como si no hubiese sido gracias a esos apenas dos o tres profesores de aquél colegio de curas que uno encontrase cierto sentido a aquél sinsentido. Como si Ken Robinson no hubiese dicho, ni escrito, nada.

Pensaba que ignorarlo era lo mejor que podía hacer. Pero este viernes, frente a “Las maestras de la república” he decidido que no. Hay una frase que se repite a lo largo del documental “Alma, María, alma” y que recoge la pasión por enseñar, por la libertad, por el conocimiento, por esa, otra, oportunidad perdida que tuvimos de no ser los lentos en esa Europa de dos velocidades. Por algo que se llamó Institución Libre de Enseñanza, por Josefina Aldecoa y su “historia de una maestra”, porque jamás perdamos la memoria histórica, y, porque si todos viésemos ese documental quizás fuésemos una sociedad un poco más comprometida, lo que quiere decir una sociedad un poco mejor.

“People that I’ve visited” #newyorkers

Posted by on 9 Enero 2014

“Si se presenta la opción de elegir entre visitar un circo y una catedral, un café y un monumento público, o una fiesta y un museo, me temo que por lo general me decantaré por el circo, el café y la fiesta”.

Bowles fue, posiblemente, el último viajero.

Después vinieron los tour operadores, los si hoy es martes esto debe de ser Bélgica y las Revistas de Tendencias con sus “diez imprescindibles” o sus “lo que no debes perderte de”

Y Ryanair, claro, Ryanair también.

Y Tripadvisor.

Y Google Street View.

El Prado, El Thyssen y el Reina en una mañana y parte de la tarde después de un bocata de calamares en El Brillante, que luego hay que ir al Rey León. NY, Philadelphia y Niágara en 7 días…decenas, cientos, miles de fotos de rascacielos, fachadas, estatuas, palmeras, mojitos, pies, selfies y esa pareja tan maja de Toledo.

¿Y la gente?

¿Qué gente? Ya te he dicho lo de la pareja tan maja de Toledo. Bueno, luego estaban los de Lugo, pero eran un poco estiraos.

No, no “tu” gente. La gente, esa otra gente, la que vive, trabaja o duerme en las calles que tú recorres con la vista del plano a la señal, de la señal al plano. Esos a los que interrumpes parándote de repente, que se chocan contigo porque no les da tiempo a esquivarte y de los que dices (en voz bien alta, que para eso no saben español, criaturitas) “joder, pero qué bordes son estos parisinos”

Hace tiempo que “robo” retratos, momentos, situaciones de algunas de esas personas. Que intento imaginar su vida en esa ciudad tan molona o en ese pueblo tan ideal para retirarse y montar un agroturismo o algo.

Este es el primer libro de un proyecto (vale no es un proyecto, o no era un proyecto, no te voy a engañar, nació porque tengo tal mogollón de fotos –decenas, cientos, miles, ya me entiendes- que ponerte a ordenarlas sin un criterio es un follón). Pero ha ido tomando forma por sí sólo, hasta llegar a ser este “People that I’ve visited”, personas de los lugares que he visitado.

Buen viaje.

Cualquier tiempo pasado fue… más lento.

Posted by on 10 Diciembre 2013

Aunque ahora lo llamaríamos “slow”.

Escribía Manrique eso de que nuestras vidas son los ríos, que van a dar en la mar, que es el morir. Pues yo te digo que si, desde Zumaya, junto al Mar Cantábrico, surcas el río Urola a contracorriente, vas hacia atrás en el tiempo.

El otro día nos despistamos y aparecimos cien años atrás.

En el centro de Azpeitia hay un agujero espacio temporal, se llama Museo Vasco del Ferrocarril. Trolebuses, tranvías, autobuses urbanos… y un taller de los años 20 con maquinaria original en pleno funcionamiento. Todo en perfecto estado de revista.

La estrella es el conocido como “Tren del Urola”, primer ferrocarril de tracción eléctrica español, fue inaugurado por Alfonso XIII en 1926 y estuvo en funcionamiento hasta 1986 con prácticamente el mismo material rodante.

Entrar en el Museo es volver a los billetes de cartón, a los asientos de madera, al chucuchú del tren, es escuchar historias en boca de una guía con, maravillosa, vocación de cuentacuentos. Y hacer el recorrido con una vieja máquina de vapor tirando de los restaurados vagones es esperar que vadeando el Urola aparezca la banda de Jesse James para despojarnos de carteras y relojes. Es mancharse de hollín y que no te importe.

tren museoa airetik 1280×720 from BEM FUNDAZIOA on Vimeo.

.

Es recorrer la historia de España a través de los uniformes de sus ferroviarios, que van de lo marcial a lo hortera pasando por lo sin chicha ni limoná.

Pero es a mitad del antiguo trayecto donde las vías del tren y el curso del Urola confluían en un edificio grande, grande incluso en el nombre, Gran Hotel Balneario de Cestona, entonces sí que sabían bautizar las cosas. Con su propia estación, con sus tiendas, el Balneario era lo que ahora conocemos como un “must” entre la gente bien de la época.

Hoy, traspasar sus puertas con la luz casi inexistente de un atardecer de diciembre es sentir que no se han ido del todo, que junto a los baños dejaron parte de su alma girando por el gran salón al ritmo de lo que ellos comenzaron como un vals y que terminaría, siglo después, Diego Vasallo, al que Iker Treviño no pudo encontrar mejor alojamiento.

Los golpes duelen
la vida mata
el tiempo cura
los días pasan.

Y al comenzar
esta partida
ya llevo un alma
a la deriva.

Canciones de cuna para adultos
atravesadas por los años
que llevan en su oscura melodía
tatuada la flor del desengaño.

Y están las sombras
y está el olvido
y este infinito
tiempo perdido

y está el amor
y están los besos
y un mundanal dolor de huesos.

El viento insiste como siempre
en recordarme los sonidos
del terco latido de las cosas
de mundos aún desconocidos.

La pena hiere
la vida mata
con sueños rotos
y balas de plata.

Septiembre llega
como si nada
y se disuelve
en tu mirada.

Vividores sin vida enamorados
de la pálida luz de las estrellas
esparcen poemas en la noche
intentando borrar después sus huellas

En esta tarde de diciembre de 2013 la “belle epoque” viste del Imserso y en el aire se percibe cierto olor a garbanzos, cosas del paquete alojamiento-baños-pensión completa, supongo. Quién se lo iba a decir a Don Manuel Azaña, al torero Guerrita, a Don José Augusto Trinidad Martínez Ruiz, alias Azorín o a Don Pio Baroja, que, si lo piensas bien, ya gastaba cierto aire Imsersiano.

Tal vez este post tenga cierto aire de nostalgia que, como tan bien contaba Don Draper, no deja de ser una enfermedad del alma. Pero es lo que tienen los viajes en el tiempo, que no siempre te toca como compañero de asiento Marty McFly.

Gracias por fumar.

Posted by on 23 Agosto 2013

“Thanks for smoking”(Jason Reitman.2005) Es mordaz, irónica, divertida… y con unos títulos de crédito (los puedes ver en este vídeo) maravillosos.

Nick Naylor, jefe de prensa de una gran compañía de tabaco, dedica su vida a defender los derechos de los fumadores contra la cultura neopuritana dominante. Enfrentado a grupos de defensa de la salud y a un oportunista senador, Nick pasa a la ofensiva como relaciones públicas del consumo de cigarrillos, Aaron Eckhart (Nick) fue nominado a los Globos de Oro como mejor actor.

Imperdible.

LA ECONOMÍA AZUL

Posted by on 1 Agosto 2013

LA ECONOMÍA AZUL
Pauli, Gunter
España Marzo 2011 Tusquets
ISBN: 978-84-8383-304-9
360 pág. / 23,08 € (IVA no incluido)

Cómo generar corrientes de aire copiando las rayas de las cebras, cómo inspirarse en los nenúfares para crear edificios autolimpiables, cómo aprovechar los desechos del café para cultivar setas… y así hasta 100.
La economía azul es un libro de economía, claro, pero sobre todo, es un libro de creatividad, de los que te hacen pensar, replantearte las cosas, variar el punto de vista, abrir tu mente… un libro imprescindible.

Lo último de PIXAR

Posted by on 10 Julio 2013

Dedicado, por ejemplo, a los editores de libros electrónicos, esos que convierten las versiones de libros libres de derechos en un infierno lleno de errores, ediciones de chichinabo que hacen que cada vez que se abre uno, un clásico se revuelva en su tumba. Porque, si ofreces algo “de gratis”, que sea bueno, que esté cuidado, mimado, que se pueda compartir, que se disfrute.

Y si no, no lo hagas.

Ultramarinos y coloniales

Posted by on 23 Mayo 2013

Titulaba Enrique Rodriguez su libro para publicitarios y otras gentes de mal vivir “Las palabras muertas no venden” (Madrid, Edipo, 1989)

No venderán una mierda, pero evocan un mundo que no tiene precio. Son simples signos transformados en Deloreans que nos llevan a otros tiempos, a otros lugares que podemos haber vivido o, tal vez, soñado.

Como discípulos de Enrique que somos, comemos de palabras vivas, de claims, eslóganes, titulares y voces locutadas. E incluso, a veces, ejerciendo de aprendices de brujo, despertamos palabras en estado vegetativo como a un Rick Grimes cualquiera, lanzándolas al apocalipsis zombie del demasiadas veces vacío lenguaje publicitario.

Pero como hijos y nietos que somos y fuimos, nos alimentamos de palabras muertas, o moribundas, de dichos y expresiones populares del campo, de la fábrica, del pueblo, de donde quisera que viniesen nuestros antepasados. Porque alguien dijo una vez eso de “una imagen vale más que mil palabras” pero tuvo que escribirlo, porque no encontró imagen que lo dijese, y para que una mentira repetida mil veces no se convirtiese en verdad,  Cassany le dio la puntilla con un irrebatible “la imagen de las palabras vale más que mil palabras”.

Mis dos palabras mágicas son “ultramarinos y coloniales”. Olores y sabores de otro mundo apiñados en abigarradas estanterías, mezclados con olor a madera y lejía. Oriente, las Indias, piratas y corsarios, aventuras, Marco Polo, naos y bergantines.

¿Y las tuyas?

Historias al cubo.

Posted by on 16 Abril 2013

storytelling from herederos de rowan on Vimeo.

Los que nos conocéis sabéis de sobra que nos apasionan las historias. Que defendemos a capa y espada nuestros orígenes a luz de la chimenea y al calor de los cuentos, que proclamamos que cualquier libro de la Biblia tiene más sexo, violencia, traiciones y locura que todo Ken Follett, que los cuentos populares, libres del descafeinamiento Grimm y el edulcoramiento Disney son más sangrientos que todo Tarantino.

Y también que todo eso hay que trasladarlo a la comunicación, que las marcas deben de ser las nuevas creadoras de contenido y nosotros, los creativos, las agencias, sus profetas. Y de creatividad va la cosa, y de historias, y de este divertido juguete que hemos descubierto y que, como puedes ver en el video,  estamos empezando a utilizar en cursos, talleres, seminarios… en los que hablamos de creatividad, de redacción… y, claro, de historias.

Se llama “story cubes”, nueve dados, cincuenta y cuatro iconos… y diez millones de combinaciones “por sólo 9,16 €”. Una divertida máquina de crear historias. Un juguete, claro, pero también una herramienta para fomentar la creatividad, para eliminar frenos y barreras. para estimular la participación.

Ya sabes, no dejamos de jugar porque nos hacemos mayores, nos hacemos mayores porque dejamos de jugar.

Tan sólo tira los dados, di eso de “once upon a time” y a jugaaaaaaaaaaaarrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr!!!!!

Libros que viajan solos.

Posted by on 2 Abril 2013

¿Dónde van los libros que ya has leído? Las historias, las sensaciones, los personajes, se quedan para siempre contigo. Y el resto, la edición en rústica, el cosido, la tinta negra, se autoensobran para que esos personajes, esas sensaciones y esas historias viajen a portes pagados hasta otras personas que también necesitan de su compañía y no pueden pagársela.

Precioso proyecto el de Mail books for good.

Send Mail, Art. Love & Life

Posted by on 8 Marzo 2013

S.M.A.L.L. pese a su nombre, es un proyecto enorme en el que puedes colaborar. Si eres ilustrador, diseñador, poeta… Sólo tienes que enviarles una postal con tu trabajo. Eso es todo. Ellos se encargarán de exponerla y venderla para poder construir una escuela en Koren (Etiopía), En este video ellos lo explican mejor… Animaros!!

s.m.a.l.l. (Send Mail Art, Love & Life) from Antonio Castillo on Vimeo.