Category: Viajes

“People that I’ve visited” #newyorkers

Posted by on 9 Enero 2014

“Si se presenta la opción de elegir entre visitar un circo y una catedral, un café y un monumento público, o una fiesta y un museo, me temo que por lo general me decantaré por el circo, el café y la fiesta”.

Bowles fue, posiblemente, el último viajero.

Después vinieron los tour operadores, los si hoy es martes esto debe de ser Bélgica y las Revistas de Tendencias con sus “diez imprescindibles” o sus “lo que no debes perderte de”

Y Ryanair, claro, Ryanair también.

Y Tripadvisor.

Y Google Street View.

El Prado, El Thyssen y el Reina en una mañana y parte de la tarde después de un bocata de calamares en El Brillante, que luego hay que ir al Rey León. NY, Philadelphia y Niágara en 7 días…decenas, cientos, miles de fotos de rascacielos, fachadas, estatuas, palmeras, mojitos, pies, selfies y esa pareja tan maja de Toledo.

¿Y la gente?

¿Qué gente? Ya te he dicho lo de la pareja tan maja de Toledo. Bueno, luego estaban los de Lugo, pero eran un poco estiraos.

No, no “tu” gente. La gente, esa otra gente, la que vive, trabaja o duerme en las calles que tú recorres con la vista del plano a la señal, de la señal al plano. Esos a los que interrumpes parándote de repente, que se chocan contigo porque no les da tiempo a esquivarte y de los que dices (en voz bien alta, que para eso no saben español, criaturitas) “joder, pero qué bordes son estos parisinos”

Hace tiempo que “robo” retratos, momentos, situaciones de algunas de esas personas. Que intento imaginar su vida en esa ciudad tan molona o en ese pueblo tan ideal para retirarse y montar un agroturismo o algo.

Este es el primer libro de un proyecto (vale no es un proyecto, o no era un proyecto, no te voy a engañar, nació porque tengo tal mogollón de fotos –decenas, cientos, miles, ya me entiendes- que ponerte a ordenarlas sin un criterio es un follón). Pero ha ido tomando forma por sí sólo, hasta llegar a ser este “People that I’ve visited”, personas de los lugares que he visitado.

Buen viaje.

Cualquier tiempo pasado fue… más lento.

Posted by on 10 Diciembre 2013

Aunque ahora lo llamaríamos “slow”.

Escribía Manrique eso de que nuestras vidas son los ríos, que van a dar en la mar, que es el morir. Pues yo te digo que si, desde Zumaya, junto al Mar Cantábrico, surcas el río Urola a contracorriente, vas hacia atrás en el tiempo.

El otro día nos despistamos y aparecimos cien años atrás.

En el centro de Azpeitia hay un agujero espacio temporal, se llama Museo Vasco del Ferrocarril. Trolebuses, tranvías, autobuses urbanos… y un taller de los años 20 con maquinaria original en pleno funcionamiento. Todo en perfecto estado de revista.

La estrella es el conocido como “Tren del Urola”, primer ferrocarril de tracción eléctrica español, fue inaugurado por Alfonso XIII en 1926 y estuvo en funcionamiento hasta 1986 con prácticamente el mismo material rodante.

Entrar en el Museo es volver a los billetes de cartón, a los asientos de madera, al chucuchú del tren, es escuchar historias en boca de una guía con, maravillosa, vocación de cuentacuentos. Y hacer el recorrido con una vieja máquina de vapor tirando de los restaurados vagones es esperar que vadeando el Urola aparezca la banda de Jesse James para despojarnos de carteras y relojes. Es mancharse de hollín y que no te importe.

tren museoa airetik 1280×720 from BEM FUNDAZIOA on Vimeo.

.

Es recorrer la historia de España a través de los uniformes de sus ferroviarios, que van de lo marcial a lo hortera pasando por lo sin chicha ni limoná.

Pero es a mitad del antiguo trayecto donde las vías del tren y el curso del Urola confluían en un edificio grande, grande incluso en el nombre, Gran Hotel Balneario de Cestona, entonces sí que sabían bautizar las cosas. Con su propia estación, con sus tiendas, el Balneario era lo que ahora conocemos como un “must” entre la gente bien de la época.

Hoy, traspasar sus puertas con la luz casi inexistente de un atardecer de diciembre es sentir que no se han ido del todo, que junto a los baños dejaron parte de su alma girando por el gran salón al ritmo de lo que ellos comenzaron como un vals y que terminaría, siglo después, Diego Vasallo, al que Iker Treviño no pudo encontrar mejor alojamiento.

Los golpes duelen
la vida mata
el tiempo cura
los días pasan.

Y al comenzar
esta partida
ya llevo un alma
a la deriva.

Canciones de cuna para adultos
atravesadas por los años
que llevan en su oscura melodía
tatuada la flor del desengaño.

Y están las sombras
y está el olvido
y este infinito
tiempo perdido

y está el amor
y están los besos
y un mundanal dolor de huesos.

El viento insiste como siempre
en recordarme los sonidos
del terco latido de las cosas
de mundos aún desconocidos.

La pena hiere
la vida mata
con sueños rotos
y balas de plata.

Septiembre llega
como si nada
y se disuelve
en tu mirada.

Vividores sin vida enamorados
de la pálida luz de las estrellas
esparcen poemas en la noche
intentando borrar después sus huellas

En esta tarde de diciembre de 2013 la “belle epoque” viste del Imserso y en el aire se percibe cierto olor a garbanzos, cosas del paquete alojamiento-baños-pensión completa, supongo. Quién se lo iba a decir a Don Manuel Azaña, al torero Guerrita, a Don José Augusto Trinidad Martínez Ruiz, alias Azorín o a Don Pio Baroja, que, si lo piensas bien, ya gastaba cierto aire Imsersiano.

Tal vez este post tenga cierto aire de nostalgia que, como tan bien contaba Don Draper, no deja de ser una enfermedad del alma. Pero es lo que tienen los viajes en el tiempo, que no siempre te toca como compañero de asiento Marty McFly.

Send Mail, Art. Love & Life

Posted by on 8 Marzo 2013

S.M.A.L.L. pese a su nombre, es un proyecto enorme en el que puedes colaborar. Si eres ilustrador, diseñador, poeta… Sólo tienes que enviarles una postal con tu trabajo. Eso es todo. Ellos se encargarán de exponerla y venderla para poder construir una escuela en Koren (Etiopía), En este video ellos lo explican mejor… Animaros!!

s.m.a.l.l. (Send Mail Art, Love & Life) from Antonio Castillo on Vimeo.

Estambul. Delicias turcas.

Posted by on 15 Julio 2010

Estambul es una ciudad maravillosa, caótica, inmensa, inabarcable, segura (muy segura), en la que huele a especias, en la que se ver el mar desde las azoteas, en la que se mezclan Europa y Asia. Una ciudad con millones de habitantes que parecen salir a la calle todos a la vez. Una ciudad viva, amable, con un metro y un tranvía modernos, buses que te llevan a todas partes, ferries por una lira turca que hacen innecesarios los carísimos y largos cruceros para turistas que recorren el Cuerno de Oro. Una ciudad en la que es muy fácil moverse, incluso con un niño. More…

MACAFRAMA

Posted by on 8 Junio 2010

Esta primavera visitamos Tokyo y Kyoto. El caso es que entre todas las cosas que vimos en ese lejano planeta (sí, Planeta) y que iremos contando hay una que me maravilló, Las “Fixed Bikes” o bicis de piñon fijo, que en su versión más purista no llevan frenos, así que hay que bloquear la pedalada y usar el cuerpo para “derrapar” con la bici (casi nada). Ya las habíamos visto en alguna otra ciudad hace unos años, utilizadas como herramienta de trabajo por los mensajeros. Aquí en Donosti las conocí gracias a Mikel (de Parafernalia) el me habló de la gente de MASHSF unos tipos que llevan la practica de la bici al extremo y de la raiz de esta corriente que nace del Keirin japonés. Pero los japoneses son de otro planeta, y su gusto por la belleza la llevan hasta estas bicis de las que hacen auténticas delicias visuales que manejan con destreza por las calles de sus ciudades. Si os apetece saber más sobre esta forma vivir sobre la bicicleta aquí tenéis MACAFRAMA un docu sobre gente andando en bici, nada más  y nada menos. Un disfrute para los sentidos, de una disciplina para la que hay que tener dos GU**OS como dos ruedas, (si algún dia me animo con una de estas, que me pongan un frenito en la rueda de atrás. Por favor!

El Pajar. Comida sin Creatividad

Posted by on 26 Febrero 2010

La foto no merece, pero es la que hay. Nada más entrar te inunda el olor a leña. La pedazo chimenea en medio lo explica todo. No sólo da calor, también se cocina en ella. Apenas 7 mesas rodeadas de piedra y vigas de madera dan un ambiente sencillo, natural y auténtico. como su comida. carta corta,  sin pescado (sólo hay referencia en el nombre de la calle) donde las cosas se hacen a la brasa o a la leña. Nos dió por el cordero y unas ensaladas.   Todo sabe a lo que ves en el plato. Sin trucos de vajilla ni salsas tapadera.  Servicio rápido y amable.  Por cierto, no hay café ni copas. Aquí se viene a lo que se viene.

Si estás pensando en ir te interesan un par de detalles. Cierra de lunes a jueves. No reserva. Aunque da un segundo turno  procura ir a primera hora o no cenas. Por cierto está en la C/Pez, 12 en Jaca

Viaje al país de D’Artagnan.

Posted by on 6 Mayo 2009

Sí, D’Artagnan existió más allá de la pluma de Alejandro Dumas.

Charles de Batz-Castelmore, Conde de Artagnan, fue capitán de la guardia de mosqueteros de Luis XIV y murió en el sitio de Mastrich el 25 de junio de 1673. Un tal Gatien de Courtilz de Sandras, ex mosquetero él, contó sus andanzas en un libro publicado en el 1700 y en el que Dumas se inspiraría par su trilogía (Para que luego digan que los creativos copiamos del YouTube)

More…

This is Miroslav Sasek

Posted by on 1 Mayo 2009

M. Sasek es un maestro de la ilustración. Nacido en Praga en 1916 es conocido por unas publicaciones “para niños”, una serie de albums sobre distintas ciudades del mundo. Hace unas semanas localicé en Garabat (Bilbao) una de esas joyas “THIS IS TEXAS” la colección, creo que es bastante larga ya que además de los títulos que aparecen en la camisa de la cubierta he visto alguno más: This is London, Paris …. Por desgracia para nosotros (bueno, y sobre todo para él) Sasek murió en el 80. Seguiremos buscado la obra de Miroslav.

Le Bar du Marché

Posted by on 21 Abril 2009

Le Bar du marché está en la “rue des Basques” Bayona (Francia). Es un Bar Restaurant con “casta” y personalidad propia (cosa que hoy en día echo mucho de menos cuando me siento en cualquier casa de comidas). Le Bar du marché es un lugar que descubrimos durante una de las muchas escapadas que hacemos a Bayona. Un local que creo que no se ha tocado desde su inauguración, con una decoración SanFerminVascoFrancesa con detalles Kirtchs, pero en el que te sientes cómodo desde el primer momento. El padre, en la barra del bar, despacha las cervezas, vinos y cafés y la madre y el hijo (el resto del personal ignoro si son parte del Clan) se encargan de dar fuego al comedor a una leche y con un arte que en Donostia más de uno se daba con un canto en los dientes por tenerlos en plantilla.

La carta no es muy extensa, tortillas variadas con ensalada o “frites”, Plat du jour y poco más y si quieres más pan y la mesa de al lado ya se ha librado te calzan el trozo que ha sobrado.

Contado así quizás no os parezca nada atractivo, pero si estáis en Bayona acordaros de pasar por allí, creo que merece la pena (a no ser que seáis de los de tres estrellas mongolín)

En resumen comida rica, sin mariconadas y a buen precio. Por cierto recordar que en los restaurantes decentes de Francia el agua es gratis!!

¡Bon appetít!!

Casa Paredes

Posted by on 6 Marzo 2009

Comer en A Coruña tiene nombre, Roberto. Roberto (en la foto) es la persona que junto a su mujer regentan Casa Paredes (Mariscos-Bar-Vinos). Por cosas de trabajo de las que aquí no hablaré para ser fiel al blog, durante unos días se convirtió en nuestra casa. Comidas y cenas en las que nos sentábamos el equipo de debolex, Iñigo  Ibañez (fotógrafo) y el que suscribe. y digo que se convirtió en nuestra casa porque después del primer encuentro con Roberto nos gustó no comer nada adornado con pinceles, ni pequeñas porciones en grandes platos. Los platos son raciones como las de casa en platos normales (no hay por que manchar lo que no vas a usar, los pimientos de padrón, parrochas y Raxo…  en bandejas de metal como esas que todos hemos visto en las casas de nuestro padres… pan abundante, navajas, berberechos… en bandejas pequeñas de loza y por supuesto pulpo a feira. Todo esto servido en un ambiente inmejorable.

(Roberto te aparta para poner bien el plato en la mesa, y te dice que te acabes la ración) para terminar café de pota y orujo. Si pasáis o estáis en Coruña no dejéis de visitar Casa Paredes.