Month: Abril 2011

El “Tontín del Congo” VS “Tintín en el Congo”

Posted by on 8 Abril 2011


Leemos en El País que un ciudadano belga, originario del Congo, pide la retirada de “Tintín en el Congo” (Hergé) por considerarala xenófoba.

Vale, un “iluminao” que no tiene nada mejor que hacer, podemos pensar. Pero es que, ultimamente, los iluminados son legión.

O inquisición.

Y eso afecta a “lo que nos alimenta”.

Mucho.

Porque si esto sigue así, lo que nos alimenta será light, bajo en grasas y calorías, con bífidus, antioxidantes, mucha fibra y poca, muy poca, mala hostia.

Y eso será alimentarse, pero no disfrutar con lo que comes.

Crecen, y se crecen, los meapilas, los apóstoles de lo politicamente correcto, los cazadores de los cazadores de cisnes negros, los Flanders que están dejando el mundo vacío de Hommers.

Los que se escandalizan porque en un anuncio de vacaciones de verano sale una chica en bikini, porque la vida para los negros (ahora nativos africanos) era muy jodida cuando el Congo era belga (vamos, que mandaban los blancos… ¿arios, deberíamos de decir?) los que no saben que las palabras no tienen género y que la violencia tampoco  (es de cabron@s, chul@s o hij@s de puta, pero no de género)

Buenismo de escaparate en el que al final, y como dice el Teixi, paga la puta.

Nos alimenta Tintín, nos alimentan Asterix y Obelix, Mafalda, El Capitán América, Harakiri, Mauro Entrialgo, el TMEO, Kill Bill… tanto como un paseo por Las Landas al atardecer.

No por leer “Mein kampf” te vuelves nazi, no por leer la Biblia (uno de los libros más gore que existen) te vuelves pederasta, no por hacerte pajas con un LIB que corría de carpeta en carpeta te quedabas ciego (si acaso con cierta hipermetropía). No por ver Heidi una y mil veces te vuelves bueno (qué fácil sería, una “naranja mecánica” con Pedro, el Abuelo y la cabra)

No toquemos a Tintín, ni a Mark Twain.

Expliquemos que el mundo era así, que hemos mejorado y que debemos seguir haciéndolo.

Expliquemos cómo y por qué.

Pero no lo borremos del menú.

Porque corremos el riesgo de que nos repita.

__________________________

Aquí tenéis una contextualización muy interesante de “Tintín en el Congo