Month: Febrero 2013

Un relato de ¿ficción?

Posted by on 28 Febrero 2013

Hoy, 28 de octubre de 2013 abdica (que no dimite) un Papa después de casi 500 años. Bueno, pues ni abdicar ni dimitir, nuestro amigo Ignacio Cuadrado nos puntualiza que lo que hace un Papa es renunciar.

Méliès, la magia del cine.

Posted by on 22 Febrero 2013

Hace poco he visto “La invención de Hugo”.

Una grandísima película, pero sobre todo un gran homenaje al “inventor” del Cine, George Méliès.

Y digo del Cine, no del aparato que sirve para proyectar películas. Que no es lo mismo. Porque una confusión como esta es la que está llevando a la ruina a las industrias que confundieron el celuloide con las emociones, el policarbonato con la música, la encuadernación en rústica con las historias.

Qué curioso, Méliès venía del mundo de la magia, del ilusionismo, y fue ver el estreno de la primera proyección de los Lumière y ofrecerles incluirlo en su función.

A quién se le ocurre…

Pero George era mucho George así que se fue donde Robert William Paul que tenía un artilugio semejante (los inventos no aparecen nunca de manera aislada, siempre hay un grupo de gente trabajando en proyectos similares, por mucho que las patentes y el copyright se empeñen) tuneándolo hasta convertirlo en una cámara con la que grabó su primera peli.

Hizo algunas cosillas parecidas a los Lumière, ya sabes, gente que sale de la fábrica, trenes que llegan a la estación… pero fue hasta cogerle el tranquillo al asunto. No tardaría en empezar a aplicar sus trucos de ilusionismo hasta sorprender al mundo con la primera gran peli con efectos especiales, “Viaje a la luna”. Sin gafas 3D ni cosas parecidas pero con toda la magia del cine.

Porque Méliès era un mago, o alguien que utilizaba la magia para contar historias, que ponía la tecnología al servicio de la creatividad y la creatividad al servicio de las emociones.

Pero como George metiera un cohete en el ojo de la luna, las multinacionales (Edison y Pathé) acabarían metiendo el dedo en el suyo, en el del culo en este caso, tuvo que cerrar su pequeño estudio independiente y olvidarse del cine.

Años después se encontraría con una de sus principales actrices, Jeanne d’Alcy, que regentaba un quiosco de juguetes y chuches en la estación de Montparnasse y se casaron ocupándose juntos de la tienda.

Y allí le encontraría Léon Druhot, un hipster de la época, director de Ciné-Journal  y que lo rescatará del olvido.

Seguro que has visto “Viaje a la luna”, o al menos alguna de las escenas más famosas, pero lo que seguro que no has visto es esta pequeña joya que nos descubrió el otro día Sergio Rodríguez de La Historia de la Publicidad en la que unos “afiches” cobran vida anticipándose a  lo que vienen siendo los mupis interactivos.

Mobydick

Posted by on 8 Febrero 2013

Y no el de Melville, aunque desde estas costas también se avistasen ballenas. Es de Getxo, responde al nombre de Eneko, nos mola mucho-mucho y ahora está buscando financiación a través de crowdfunding para su nuevo disco “Cotard Delusion”.

FILMography

Posted by on 4 Febrero 2013

Ir a NY por primera vez  es como volver a un lugar que ya conocías. Pasear por Manhattan es pasear por decenas, cientos, de escenarios de películas, es buscar el ángulo del puente de Brooklyn que sale en el cartel de “Ërase una vez en América”…

y FILMography en la unión de FILM+Photography, un proyecto de @Moloknee que, juego fácil de palabras, mola mucho.

Madrid en Túpers (2)

Posted by on 1 Febrero 2013

La Casa del Lector – Matadero Madrid.

Dentro del gran proyecto MATADERO MADRID, y cuando digo grande no me refiero a grande como se ha malentendido en los últimos años, esa combinación de “arquitectoestrella+pelotazourbanístico+túinauguraqueluegoyalollenaremos” que ha logrado que hoy, una ardilla pueda cruzar España de norte a sur saltando  de Centros de Cultura Contemporánea a Museos de Arte Contemporáneo, de Centros de Interpretación de (ponga aquí lo que de renombre tenga su pueblo, desde marismas hasta el jamón de Calamocha), a Centros de Congresos de Aeropuertos Internacionales a…  porque Matadero (que tanta envidia nos da) es el continente puesto al servicio del contenido, la optimización de espacios y recursos, el uso de la CREATIVIDAD para mostrar la CREATIVIDAD,

Dentro de ese gran proyecto, digo, hay una “pequeña” joya, LA CASA DEL LECTOR, 8.000 m2 donde “ … experimentar con la lectura, sus nuevas manifestaciones, su promoción, o la formación de sus intermediarios. Un espacio en el que compaginar el público en general y el mundo profesional; el adulto, el joven y el niño; la palabra, la imagen y el arte. No hay manifestación cultural que, para su conocimiento y disfrute, no requiera de un ejercicio pleno de lectura.

Exposiciones, conferencias, cursos formativos, talleres de creación, ciclos de música, cine y artes escénicas, junto a investigaciones aplicadas, contribuyen, entre otras muchas propuestas, a la consecución de un lector que comprende, asimila, comparte e interpreta el mundo, la sociedad y su tiempo, porque lee”.

Toda una declaración de principios que cabe en dos naves tan diáfanas como pensadas. Un lugar no sólo para (ad)mirar (que también), un lugar donde apetece estar, estudiar, leer, escuchar a los que leen y a los que cuentan.

Un lugar dónde hay libros para leer y otros para llevarse (están en mi mesa esperando turno  “El texto infinito, ensayos sobre el cuento popular” de Antonio Rodríguez Almodóvar, “Vicios solitarios. Lecturas, relecturas y otras cuestiones éticas” de Alberto Manguel, “Infancia soñada y otros ensayos” de Gabriel Janer Manila y “El hilo azul. La pasión de contar, el secreto placer de leer” de Gustavo Martín Garzo.

Una iniciativa de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, editor salmantino (y fundador de Anaya) al que hasta hace dos semanas no conocía, al que, sin saberlo, ultrajé durante mi época escolar pintarrajeando sin piedad todos y cada uno de sus libros y al que,  desde no hace dos semanas, guardo gratitud eterna.