¿El papel ha muerto? Viva el papel.

Posted by on 16 Noviembre 2009

Matamos a la estrella de la radio y dicen que fue el vídeo. Matamos el cine y estamos tirando al blanco contra le tele. Dicen que leeremos en un Kindle en el que caben muchos, pero que muchos, libros. Dicen que en cinco años no habrá periódicos en papel (eso se lo oí decia a Negroponte hace quince) Dicen y predicen, escriben libros digitales que, en cuanto funcionan en la red, se pasan de inmediato a papel…

Digo, decimos, que es un placer bajar un domingo de sol y viento sur a comprar el periódico, saludar al quiosquero y, de paso comprar unos chicles. Sentarse en una terraza con un una cervecita y unos calamares. Mirar los titulares con rapidez (ya los viste a primera hora en Google News) y sumergirte en los artículos bien escritos, en los de análisis (riguroso), opinión (creíble, ecuánime), y en los reportajes de fotos bien hechas y textos cuidados.

Digo, decimos, que es un placer entrar en una librería de viejo y hurgar entre los montones de libros amarillentos. Que es una delicia entrar en una librería moderna y bien iluminada, abrir al azar un libro recién impreso y oler la tinta aún reciente, acariciar el papel, a veces rugoso, a veces suave, mate, brillo…

En este vídeo (encontrado en el blog de Juan Boronat) se muestra la elaboración artesanal de un libro, salido de la editorial Women’s Studio Workshop de Rosendale, New York.

Digo, decimos, que nos sigue emocionando.

Comments

Respond | Trackback

  1. El libro de papel analógico (cada día hay que especificar más, demonios) llevará el mismo camino que el vinilo. No apto para masas, sí, pero con adeptos durante un buen tiempo. De todas formas, tampoco veo tan raro lo del libro electrónico. Si nos pusiéramos estrictos, no aceptaríamos un libro de imprenta, porque los buenos libros, los buenos buenos, son los hechos a mano. Y si me apuras, mejor un pergamino… :)

  2. Por cierto, el vídeo es precioso.

  3. Hombre, lo del pergamino, a mí es que los monjes de “El nombre de la Rosa” me daban mal rollo…

    Pero sí, por supuesto que el libro electrónico tiene/tendrá un importante papel ¿has probado a leer Millenium en la playa? Absoluta funcionalidad. Pero, si te fijas, es curioso, pero ahora vuelve el vinilo ¿snobismo? pues en parte sí, pero no nos olvidemos que los snobs son los que más tienden a dejarse la pasta. Claro que vemos pelis descargadas o en streaming pero la sensación de sentarte en una sala oscura con una gran pantalla… no sé a ti, pero yo tiendo a selelcionar mucho las películas (es que 6 euros son 6 euros) y las especiales, las que más me apetecen, las que creo que lo merecen… pues me voy al cine. Ahora, con Google Earth puedes ver hasta las pupilas de Las Meninas, pero ir a Madrid, unas bravas, unas cañitas, entrar en el Prado una mañana solada (entre semana, a poder ser) y plantarte allí, delante de semejante maravilla…

    Todos usamos un MP3, un invento, la verdad. Pero sentarte en el sillón cerrar los ojos y en tu equipo con equalizador de toda la vida darle caña a Van Morrison…

    Vamos, que de lo que hablo es de sensaciones, del tacto, del olfato, del oído,,, de experiencias irrepetibles.

    Tal vez es que tengo un lunes nostágico Aunque Jorge de Burgos me recuerda demasiado a un cura que tuve en el cole y la nostalgia tiene límites que la razón (o las hostias a mansalva) no pueden traspasar.

  4. y una combinación de ambos mundos els meus amics?

    http://www.youtube.com/watch?v=GnZTul_9fWc&feature=player_embedded

  5. A eso iba, Carlos.

    A las infinitas posibilidas que se nos abren combinando “ambos mundos” que, en realidad son uno y trino (homenaje a “Amanece que no es poco”) y a la vez infinitos, el de cada uno de nosotros. El de poder elegir entre el papel, el bit o los pergaminos esos del Beáto de Liébana que suelen aparecer en El País según nos convenga.

    Pero este post habla de artesanía , aunque pensándolo bien, seguro que el Kindle también está hecho a mano, de chino pero mano al fin y al cabo.

  6. Yo creo que al final hablamos de lo mismo. Sabemos que el libro electrónico se impondrá, aunque nos gustaría pensar que no. Qué le vamos a hacer: la gente que no conozca un libro de papel, no sentirá nostalgia por él. Aunque seguro que el papel se mantiene en las ediciones deluxe… Además, yo tengo mis dudas de que nosotros lleguemos a adaptarnos al formato electrónico, no sé por qué, lo que mantendrá un pequeño nicho de mercado durante bastante tiempo.

    Amigos libreros: pienso vivir más de 100 años, gracias al Sintrom y a la Viagra.

  7. Carlos:

    El vídeo es una bonita excepción, pero dudo que marque tendencia en la industria editorial. Ojalá…

  8. No sé si se impondrá o se masificará que no sé si es lo mismo.

    Se masificará, por supuesto.Como el MP3, el emule o las vacaciones en Cancún-Rivera Maya.

    Pero, al la vez, se creará un nicho de mercado compuesto no sólo por la gente que no se adapte a las nuevas tecnologías (un grupo ya de por sí importante) si no por personas que seguirán dando valor a ciertas cosas y, si hablamos en términos “marketinianos” estarán dispuestas a pagar por ellas (o si no, que le pregunten a Elena Ochoa, ahora que todo el mundo habla de sexo, ella se dedica a hacer libros exquisitos) siempre que lo valgan, por supuesto.

    Es la ley del péndulo, de los 90 American Psycho nos hemos ido al downshifting y al slow-ponga-usted-aquí-lo-que-quiera.

    Nos queda mucho por ver, espero. Y tal vez dentro de cuarenta años nos juntemos virtualmente, frente a unas Heinekens virtuales y con unos cacahutes desalados, desgrasados y con cerotodo y sigamos debatiendo. Pero, entre tú y yo, prefiero quedar en el “M” y comer un sandwich de esos guarros y que se te cae la salsa, con unas Heinekens bien frías y trapichenado con pastillas de simtron y viagra.

  9. Viva! precioso y espectacular.

  10. Gracias, Jabi!

  11. Vaya… me has quitado lo del EME, que es lo primero que me ha venido a la mente al pensar en algo por lo que pagaría mucho dinero para que siguiera siendo real, y no virtual…

    Pienso que la tecnología tiene muchísimas cosas buenas, pero sobre todo, tiene la virtud de dar más valor a lo real.

    Durante meses estás comiendo Bimbo integral con alpiste relleno de pavo sin grasa, bebiendo café descafeinado con leche desnatada en un micropiso de Madrid. Hasta que llega la Navidad y te aprietas un triángulo del EME rodeado de gente llevándoselos por docenas, con una cerveza bien fría. Os aseguro que nada se puede comparar a eso… ni con estar en una playita en verano (por muchos solarium que abran), ni en Sierra Nevada (por mucho que exista Xanadú), ni un concierto de Pearl Jam por mucho mp3, CD e incluso vinilo que haya…

    Porque al final, lo que hoy nos parece original y auténtico, un día fue lo moderno, la evolución de algo; y sobre todo, lo que lo sustituyó.

  12. En la música o en el cine, los distintos cambios de formato se han aceptado con normalidad por parte de los consumidores porque han ayudado a la distribución del contenido y a la mejora del mismo en cuanto a calidad y capacidad. Con los libros me resulta más complicado aceptar el triunfo de los libros electrónicos porque leer supone contacto con el papel, subrayar ,anotar, y aunque se podrá hacer en el Kindle e incluso ampliar posibilidades, no sé si será lo mismo.
    Por cierto muy chulo el vídeo

  13. “la tecnología tiene muchísimas cosas buenas, pero sobre todo, tiene la virtud de dar más valor a lo real.” qué gran frase, Jaime.

    Y es verdad, por mucho grupo en Facebook que se monte tipo “a mí también me molan los triángulos del EME” nada como que te gotee la salsita por la comisura, o mojarte el culo en Sierra Nevada o en Cádiz (y luego cuelgas las fotos) o…

    Seguramente la tecnología sea el gran amplificador de experiencias o, a veces y cuando no queda más remedio, el sustitutivo.

  14. tens unit…

    ¿El papel ha muerto? Viva el papel. - lo que nos alimenta…

Comments

Comments: