Madrid en Túpers (2)

Posted by on 1 Febrero 2013

La Casa del Lector – Matadero Madrid.

Dentro del gran proyecto MATADERO MADRID, y cuando digo grande no me refiero a grande como se ha malentendido en los últimos años, esa combinación de “arquitectoestrella+pelotazourbanístico+túinauguraqueluegoyalollenaremos” que ha logrado que hoy, una ardilla pueda cruzar España de norte a sur saltando  de Centros de Cultura Contemporánea a Museos de Arte Contemporáneo, de Centros de Interpretación de (ponga aquí lo que de renombre tenga su pueblo, desde marismas hasta el jamón de Calamocha), a Centros de Congresos de Aeropuertos Internacionales a…  porque Matadero (que tanta envidia nos da) es el continente puesto al servicio del contenido, la optimización de espacios y recursos, el uso de la CREATIVIDAD para mostrar la CREATIVIDAD,

Dentro de ese gran proyecto, digo, hay una “pequeña” joya, LA CASA DEL LECTOR, 8.000 m2 donde “ … experimentar con la lectura, sus nuevas manifestaciones, su promoción, o la formación de sus intermediarios. Un espacio en el que compaginar el público en general y el mundo profesional; el adulto, el joven y el niño; la palabra, la imagen y el arte. No hay manifestación cultural que, para su conocimiento y disfrute, no requiera de un ejercicio pleno de lectura.

Exposiciones, conferencias, cursos formativos, talleres de creación, ciclos de música, cine y artes escénicas, junto a investigaciones aplicadas, contribuyen, entre otras muchas propuestas, a la consecución de un lector que comprende, asimila, comparte e interpreta el mundo, la sociedad y su tiempo, porque lee”.

Toda una declaración de principios que cabe en dos naves tan diáfanas como pensadas. Un lugar no sólo para (ad)mirar (que también), un lugar donde apetece estar, estudiar, leer, escuchar a los que leen y a los que cuentan.

Un lugar dónde hay libros para leer y otros para llevarse (están en mi mesa esperando turno  “El texto infinito, ensayos sobre el cuento popular” de Antonio Rodríguez Almodóvar, “Vicios solitarios. Lecturas, relecturas y otras cuestiones éticas” de Alberto Manguel, “Infancia soñada y otros ensayos” de Gabriel Janer Manila y “El hilo azul. La pasión de contar, el secreto placer de leer” de Gustavo Martín Garzo.

Una iniciativa de la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, editor salmantino (y fundador de Anaya) al que hasta hace dos semanas no conocía, al que, sin saberlo, ultrajé durante mi época escolar pintarrajeando sin piedad todos y cada uno de sus libros y al que,  desde no hace dos semanas, guardo gratitud eterna.

Comments

Respond | Trackback

Comments

Comments: